consejos y guia para comprar una segunda vivienda

Cada vez es más accesible poder adquirir una segunda vivienda: muchas familias acceden a comprar su segunda vivienda cuando ya consiguieron pagar su primera propiedad, otras porque consiguieron una mejora laboral o que algún miembro de la familia se incorporara al mercado de trabajo. Invertir en una segunda vivienda es señal de proteger el patrimonio personal o familiar.  Las familias acuden a las inmobiliarias para plantear la búsqueda de una segunda vivienda, tanto como para disfrutarla por ocio o descanso como por una operación de inversión.

Invertir en inmuebles es una opción muy segura donde invertir los ahorros y obtener una rentabilidad vía distintas opciones: tanto por la revalorización del inmueble como por el alquiler, o en caso de cierre de la inversión por la venta del mismo.  Una manera para diversificar dónde estás invirtiendo tu capital es invertir en una segunda propiedad. 

 

El año 2017 ya está siendo considerado como un buen  momento para invertir en una segunda vivienda, ya que los signos del mercado inmobiliario indican que los precios empiezan a mostrar una tendencia ascendente y hay que aprovechar los precios bajos que aún se pueden encontrar, oportunidades inmobiliarias conocidas popularmente como los chollos inmobiliarios. Pero para invertir en el sector inmobiliario hay que ser una persona con las ideas muy claras y tener las finanzas familiares o del negocio muy controladas. En Chollopisos te asesoramos en tu operación de adquisición de una segunda vivienda para que estés bien informado.

 

Alternativas compra vivienda

¿qué opciones hay para comprar una segunda propiedad?

Ponerla en alquiler

Dentro de las posibilidades de sacar rentabilidad a tu segunda vivienda es alquilarla a cambio de un alquiler mensual. La opción de alquilar siempre será una opción de escape antes que la de la venta. Hay muchos inquilinos esperando que salga una buena propiedad, por lo que encontrar un inquilino es fácil. Para realizar la operación de alquiler el estado de la vivienda y la ubicación son los temas clave, además en el futuro podrás vender la vivienda u optar por dejarla a tus descendientes.

 

Disfrutarla los fines de semana o los periodos vacacionales.

¿qué prefieres, playa o montaña? ¿Apartamento o chalet? Cada opción tiene unas características distintas, si tu objetivo es darle un uso vacacional a tu segunda vivienda entonces piensa dónde te gusta pasar tu tiempo libre, en la montaña o en la playa, con silencio o con ambiente, bastantes son las diferencias.  El descanso es uno de los principales factores que escogen los compradores de las segundas residencias, pues la rutina del día a día en la ciudad se hace pesada después de 11 meses seguidos: semáforos, hacer la cola en el supermercado o buscar sitio para aparcar. 

Las casas en la naturaleza tienen ventajas como posibilidad de disfrutar de una piscina particular, pasear al aire libre entre árboles y vegetación, las vistas de paisajes y sobretodo la ausencia de ruidos de la ciudad. Comprar una segunda vivienda vacacional también es invertir en descanso y calidad de vida, por lo que es una inversión a largo plazo.

 

Comprar una segunda propiedad pensando en la jubilación

Sí, aunque te pueda extrañar, ésta operación es la alternativa a ingresar mensualmente una cantidad en un plan de pensiones. En vez de invertir el dinero en el plan de pensiones, se invierte en la compra de una vivienda, por ejemplo con la cuota de un préstamo. En ésta modalidad de inversión, y hasta la jubilación podrás optar por cualquiera de las dos alternativas, usar la vivienda para veranear o arrendarla desde el inicio.

 

¿Qué factores hay que tener en cuenta para hacer una inversión inmobiliaria?

El perfil de los vecinos, el perfil de los establecimientos comerciales.  Las emociones es un aspecto que influye mucho en el proceso de compra de una segunda vivienda: imaginarnos a nosotros o a nuestra familia descansando o disfrutando del periodo vacacional en un inmueble puede determinar la compra.

En el factor ubicación, siempre será un aspecto vital, que el inmueble esté en una zona con un buen acceso a pie, en coche, con establecimientos comerciales como supermercados y centros educativos donde puedan estudiar los niños. También deberemos descartar las propiedades que están en zonas inundables o con un grave peligro de riesgos naturales como desprendimientos rocosos.

El factor construcción también influye: si queremos descansar en la montaña necesitaremos que la casa esté bien aislada, de otro modo no podremos resistir la calor del verano o el frío del invierno.

 

¿Dónde comprar una segunda vivienda?

Los proyectos inmobiliarios que se han proyectado sobre montañas, playas y zonas de naturaleza o paisajes, han tenido mucho éxito para las ventas de segundas viviendas durante los últimos años.

La Ribera Alta es una zona que cuenta con áreas de especial interés para adquirir una segunda residencia: propiedades en La Urbanización San Cristobal en Alberic, Chalet en San Blas en Carcaixent o Chalet en la urbanización El Racó en Alzira son unas alternativas bien ubicadas y de gran atractivo para las familias.

No obstante si has decidido invertir en tu segunda propiedad en una zona urbana, entre las opciones de piso o casa hay que tener en cuenta que la inversión de una casa siempre será superior a la de una vivienda. También hay una paradoja y es la de que cuanto mayor valor posea la propiedad, mayor alquiler esperaremos, y esto puede hacer que cueste más alquilar, aunque cuando lo consigamos, será más rentable.