Guía de 10 puntos a revisar antes de comprar la primera vivienda

Compartir

Chollopisos te presenta la guía más completa sobre los 10 puntos a revisar antes de comprar tu primera vivienda, porque la compra de la vivienda es una de las inversiones más importantes que realizan los consumidores y familias.

Contenido del artículo

1.- Estética y calidades

2.- Dimensiones

3.- Punto o ubicación

4.- Precio

5.- Financiación y tasación

6.- Suministros y comunidad de propietarios

7.- Comprobar la legitimidad del vendedor

8.- Cargas de la vivienda

9.- Ayudas

10.- Para finalizar: la reserva

1.- Estética y calidades: 

La estética es uno de los primeros aspectos que atraen a un consumidor a tener interés por una vivienda o querer visitarla. Las primeras impresiones cuentan. Comprueba las calidades especialmente de las carpinterías: interior (puertas de  las habitaciones, mobiliario de la cocina y baños) y carpintería exterior (ventanas, marcos). Fíjate en paredes y techos, si ves alguna grieta no te asustes pero pregunta sobre su origen o causa. Y sobre el cuarto de baño ¿has pensado en bañera o en plato de ducha?

¿Te interesa comprar amueblado o diáfano? ¿Qué valor le da el vendedor a los muebles? Intenta visualizar dónde pondrás la televisión, la nevera o la lavadora, puede parecer una tontería, pero hay viviendas donde no tienen galería donde poner la lavadora o donde no cabe una nevera en la cocina. Además es interesante comprobar la iluminación natural de la que dispone la vivienda, porque también será en el futuro un factor de ahorro energético.

¿Compraremos una vivienda nueva o de segunda mano? Debido a los últimos años de crisis en la provincia de Valencia es difícil encontrar viviendas a estrenar, no obstante siempre salen en venta algunos restos de promociones de obra nueva.

2.- Dimensiones: 

El tamaño de la vivienda. Pide a tu agencia que te muestre vía registral o catastral las dimensiones de la vivienda para poder evitar diferencias entre lo publicitado y lo real. Así por ejemplo no es una buena práctica que se anuncie una vivienda con 3 dormitorios pero cuando se hace la visita, el agente informe que la vivienda tiene 2 dormitorios pero que el salón es suficientemente grande para tabicar una tercera habitación: el número de habitaciones que se publicite debe corresponder con el número de dormitorios independientes que hayan en la vivienda. Si compras un estudio de 1 habitación pero no tienes cerrada la puerta a formar una familia, reconsidera la posibilidad de ampliar el número de habitaciones. Si por el contrario tienes por seguro que la vivienda va a tener un uso mínimo y no quieres encargarte del mantenimiento y limpieza de una gran vivienda no optes por una vivienda de muchos dormitorios y baños.

3.- Punto o ubicación: 

Uno de los factores para valorar económica una vivienda es el acceso a comunicaciones y servicios. También es interesante calcular los desplazamientos que realices a tu puesto de trabajo, puede ser interesante calcular la distancia de la vivienda a la estación de metro, tren, transporte público o centros de salud, supermercados y colegios. ¿Y el parking? Si la vivienda no incluye plaza de aparcamiento da una vuelta por la zona a distintas horas del día para ver las opciones de estacionamiento o pregunta a los profesionales de la zona. Y si tienes niños pequeños o una mascota entonces las zonas verdes tendrán un peso interesante a la hora de decidir la ubicación de la vivienda.

4.- Precio: 

En cierta medida el precio es el resultado de los tres factores anteriores: estética y calidades, dimensiones y ubicación. Compara el precio de la vivienda con las de otras viviendas del mismo barrio así como el de viviendas cercanas. Hay que tener cerca si nos interesa una zona más céntrica (donde los precios serán más altos) o más hacia las afueras (donde podremos aprovecharnos de precios más económicos).

5.- Financiación y tasación: 

La tasación es un factor muy importante que no todos los vendedores tienen en cuenta y va ligado al precio que un posible comprador podrá pagar de manera financiada. Es un tema tan importante porque muchas entidades bancarias financian solamente el 80% de la tasación. Es muy conveniente contar con la opinión de un profesional inmobiliario sobre si el importe de la tasación será favorable y se ajusta al precio de venta del inmueble y a los números de la operación. Por otra parte también hay que recordar: es necesario disponer de ahorros para realizar la inversión en vivienda ya que hay gastos de la compraventa que no siempre se pueden financiar así como debes tener clara cuál es tu capacidad de endeudamiento: esto es el importe mensual que puedes destinar al pago de la financiación.

6.- Suministros y comunidad de propietarios: 

Además hay que dar comprobar si están de alta los suministros básicos: luz, agua. Las deudas de los suministros no siempre serán exigibles al comprador. En caso de que el suministro eléctrico no esté de alta, deberás consultar con un técnico comercial de suministro eléctrico o un profesional electricista el presupuesto para el alta o si es necesario la intervención de un arquitecto.

Comprueba el coste mensual de la comunidad de propietarios, en algunas ocasiones el mantenimiento del ascensor, del parking o de las piscinas, puede incrementar considerablemente la cuota mensual o trimestral. No está de más preguntar si hay algún proyecto futuro comentado o aprobado como la instalación de un ascensor o de una importante reforma que pueda derivar en derramas.

 7.- Comprobar la legitimidad del vendedor: 

Puede parecer un tema menor, pero es uno de los motivos más importantes por los que comprar una vivienda a través de un agente inmobiliario. La inmobiliaria te proporcionará la total garantía de que se va a intermediar con una parte legitimada. Está demostrado que la mayoría de las estafas inmobiliarias que ha habido se deben muchas por falta de legitimidad.

8.- Cargas de la vivienda: 

También es importante asegurarse de que el inmueble está libre de cargas (deudas afectas), y la manera de hacerlo es comprobándolo a través de una nota simple del Registro de la Propiedad al que pertenezca el inmueble. Éste es el documento que indica la existencia de cargas o embargos sobre la vivienda.  A pesar de la existencia de cualquier carga el inmueble siempre se podrá vender cancelando la carga en el mismo acto de la compraventa y antes de la inscripción del comprador o pactando que el comprador asume la carga (como por ejemplo con una subrogación de la hipoteca que forma parte del precio acordado). El vendedor también deberá notificar de estar al corriente tributariamente (IBI) así como de estar al corriente en la comunidad de propietarios (ya que las deudas por estos conceptos no siempre aparecerán en la nota simple).

9.- Ayudas: 

Antes de comprar la vivienda consulta con tu ayuntamiento, asesoría o gestoría de cabecera  de las ayudas a las que tienes acceso. Actualmente hay planes de ayudas para el acceso a la vivienda para los menores de 35 años. En el caso de la comunidad valenciana también salen anualmente programas para la reforma de la vivienda cuanto a cuestiones relacionadas con la accesibilidad y la eficiencia energética.

10.- Para finalizar: la reserva. 

Si ya has encontrado el piso o casa que cumple tus necesidades y tienes asegurada la modalidad de pago no dudes en reservar el inmueble para no perder la ocasión. La principal función del contrato de reserva será que el vendedor paralice la comercialización de la vivienda porque nos la guarda. Para proceder a la reserva se firma un contrato llamado contrato de arras. Nunca uses un simple recibí o un modelo o plantilla que encuentres por internet, puesto que la mayoría son ambiguos e incompletos y en el futuro pueden causar un serio problema: el contrato de arras debe de estar cumplimentado con todos los datos correctos como los que luego figurarán en la escritura, por eso es conveniente estar bien asesorado por un agente inmobiliario.


Compartir